Noticias

  • Language

Adaptar su área de trabajo para las tareas diarias puede evitar lesionesLa aplicación de la ergonomía en la oficina

La adaptación del puesto de trabajo sólo toma unos pocos minutos y reduce considerablemente el riesgo de lesiones.

Monitor: Coloque el monitor directamente frente a usted para evitar torceduras del cuello. Ajuste el borde superior del monitor a la altura de la frente. Siéntese al menos a un brazo de distancia de la pantalla. Ajuste la altura y la distancia de la pantalla a su medida.

Silla: Siéntese siempre en el fondo del asiento. La zona lumbar baja y parte del sacro deben estar apoyadas en el respaldo de la silla. Ajuste la altura del asiento de manera que los codos estén a la misma altura que la mesa (el ángulo del codo cuando está sentado debe ser de 90 a 110 grados). Sus pies deben estar apoyados sobre el piso y las piernas deben estar dobladas en 90 grados. Utilice un reposapiés si los pies no llegan al suelo.

Mouse: Las muñecas deben estar en una posición neutra (curvatura mínima en la muñeca) para utilizar el mouse. Los dedos deben reposar sobre los botones del mouse. Asegúrese de que el mouse esté lo más cerca posible del teclado.

Organice su escritorio: El teclado debe estar ubicado directamente frente a usted, a una distancia donde los codos formen un ángulo entre 90 y 110 grados, con las muñecas y las manos en línea recta. Mantenga el teléfono cerca de su mano no dominante y utilice esa mano para contestar llamadas. Mantenga a su alcance los artículos de uso frecuente y levántese para alcanzar los objetos que están lejos. Coloque los documentos usados frecuentemente entre el monitor y el teclado. Si utiliza un computador portátil por largos períodos, considere un monitor y un teclado separados.

Tómese descansos y alterne las tareas: Cambie con frecuencia las posiciones de su cuerpo mientras trabaja. Cada 20-30 minutos, tómese 1 a 2 minutos para elongar y activar los grupos musculares, aumentando la circulación. Trate de alejarse del computador durante el almuerzo y manténgase en movimiento durante el día, tanto como sea posible. Divida las tareas repetitivas como digitar por largos períodos, con diferentes actividades que le permitan diferentes movimientos. Descanse sus ojos cubriéndolos con las manos durante 10-15 segundos.