Noticias

  • Language

¿Conoce la diferencia entre una torcedura y una distensión y cómo prevenirlas?

Un esguince es una lesión en un ligamento, el tejido fuerte y fibroso que conecta los huesos con otros huesos. Las lesiones por esguinces implican un estiramiento o un desgarro de este tejido. Las lesiones del tobillo, la rodilla y la muñeca representan la mayoría de los esguinces. Un desgarro es una lesión en un músculo o un tendón, el tejido que conecta los músculos con los huesos. Las lesiones en la espalda son las más frecuentes en lo que se refiere a distenciones.

Para minimizar las posibilidades de esguinces, observar las siguientes prácticas:

  • Utilice siempre un calzado apropiado y adecuado para su trabajo.
  • Tenga mucho cuidado al caminar sobre superficies irregulares o resbaladizas como hielo o grava suelta. Éstas son áreas en las que se puede doblar o torcer fácilmente un tobillo o la rodilla.
  • Cuando baje escaleras o maquinaria, siempre mire dónde está poniendo los pies, antes de poner todo su peso sobre ellos.
  • Ponga en práctica medidas de seguridad para ayudar a prevenir las caídas. Por ejemplo, mantener los archivos utilizados comúnmente dentro del alcance o utilizar una plataforma escalonada para acceder de manera segura.

Para minimizar la posibilidad de tener un desgarro, observe las siguientes prácticas:

  • Siempre que sea posible trate de evitar levantamientos manuales. Pregúntese a sí mismo, en primer lugar ¿realmente necesito manipular este objeto?
  • Considere si hay algún equipo que pueda utilizar como ayuda en el movimiento o manipulación del objeto.
  • ¿Puede manejar el objeto por sí mismo o necesita la ayuda de otra(s) persona(s)?
  • ¿El empaque está dañado o en condiciones de seguridad para manejar el objeto?
  • Planifique sus áreas de trabajo con el fin de eliminar cualquier levantamiento pesado requerido.
  • Si tiene la intención de levantar algo, mantenga la espalda recta y use las piernas para impulsar el levantamiento y mantener la carga cerca de su cuerpo.
  • Evite girar. Gire siempre todo el cuerpo como una unidad al cambiar de dirección mientras transporta un objeto.

Recuerde siempre evaluar el riesgo, planificar la tarea y usar las herramientas y el equipo adecuados para minimizar el riesgo de sufrir un esguince o desgarros.